Instituto de Psicoterapia Integradora

Yoga y Mindfulness

Etiquetas: yoga, mindfulness

Yoga en atención y conciencia plena

Es un programa de entrenamiento que combina los últimos avances de la ciencia moderna con las antiguas formas de meditación orientales que han demostrado ser clínicamente eficaces en medicina convencional y psicología. 

Nos reunimos una vez a la semana, para dirigir la mirada  hacia nuestro interior y conectar con todo lo que ocurre en él en el momento presente. Así nos encontramos “cara a cara” con nuestros pensamientos, emociones, estados de ánimo, sentimientos, sensaciones en el cuerpo. Descubrimos el origen de nuestro bienestar interior y también de de nuestro sufrimiento.

Aprendemos a ser conscientes del  vagabundeo de nuestra mente y a ver los pensamientos como acontecimientos mentales pasajeros sin identificarnos con ellos, a reconocer nuestros hábitos mentales no saludables, tales como los juicios o las críticas y a relacionarnos con ellos conscientemente para que dejen de atraparnos y de hacernos daño. Cultivamos estados mentales saludables.

Desarrollamos la conciencia de nuestras emociones y sentimientos, nos permitimos sentirlos, investigamos en ellos y nos entrenamos  en su regulación desde la apertura, respeto y aceptación. Aprendemos a responder ante diferentes situaciones en la vida cotidiana de forma más consciente, más saludable y más eficaz, en lugar de reaccionar de modo automático, arrastrados por los mecanismos emocionales.

Aprendemos a prestar la atención a nuestro cuerpo, a experimentar de forma directa las sensaciones dentro de él y por lo tanto, a habitarlo de forma más consciente. Practicando las meditaciones dejamos de vivir gran parte de nuestras vidas en la cabeza y empezamos a permitir que  nuestra conciencia more en el cuerpo. Dejamos de sucumbir a la fuerza de nuestros pensamientos, a veces perturbadores,  que nos llevan con frecuencia al pasado y al futuro y empezamos a apreciar la plenitud de la vida en nuestro cuerpo en el momento presente. De éste desarrollamos más estabilidad y más paz mental.

Nos entrenamos a conectar con nuestra bondad innata,  a generar la ternura y compasión hacia nosotros mismos y hacia los demás.

Aprendemos a cultivar la atención plena en nuestra vida cotidiana, a estar plenamente despiertos, vivos, conectados con nosotros mismos, sea cual sea la tarea que estemos desempeñando, sea cual sea la experiencia que estemos viviendo  en el aquí y ahora.

Cultivamos una manera consciente y sabia de relacionarnos con nosotros mismos, con nuestro entorno, con la vida.